El hidraulófono, una traducción personal de "hydraulophone" es un nuevo instrumento basado en el agua como productor de sonidos. Parece un órgano de agua. Para hacer sonar este instrumento hai que tapar chorros de agua con los dedos.

El órgano de tubos actual tiene en la antigua Grecia al "hydraulus" como su antecesor. Este órgano hidráulico se empleó casi hasta el siglo XII. Durante el Renacimiento se instalaron estos órganos en jardines de palacios y grutas. Debido a su elevado coste de mantenimiento, desde el XVII cesó el interés por estos instrumentos.

Ahora, de la mano de la tecnología actual, podemos disfrutar del placer de escuchar y, quien no quisiera especialmente un día caluroso de verano, de intrepretar música en el hidraulófono, tal cual como se muestra en este vídeo: